Alimentos que nos ayudan a tener dientes fuertes

Tener unos dientes lindos y brillantes no solo se logran con el cepillado y las visitas al dentista. Es muy importante que los dientes estén tan fuertes y sanos como el resto de nuestro cuerpo.

¿Cómo logramos esto?

La respuesta es muy sencilla, con una buena alimentación.

Gracias a los dientes y a la labor de masticación podemos tener una buena digestión. Recordemos que al tener una correcta digestión nuestro cuerpo puede aprovechar al máximo los nutrientes que nos aportan los alimentos.

¿Y cuáles son estos nutrientes?

Son las proteínas, vitaminas y minerales.

Gracias a estos nutrientes podemos tener un cuerpo sano y capaz de realizar cualquier actividad que requiera mayor esfuerzo físico.

Es por eso que si nuestros dientes trabajan para ayudar a otras partes de nuestro cuerpo, sería fabuloso que recibieran una recompensa por su arduo trabajo.

Es muy fácil proveerlos de una recompensa, y lo mejor es que no solo ellos se verán beneficiados, el resto de nuestro sistema también lo será.

¿Qué vitaminas y minerales necesitan nuestros dientes?

Calcio, vitamina D, fósforo, flúor, vitamina A, B y C.

¿En dónde los encontramos?

En los cereales, las verduras u hortalizas de color verde oscuro, así como las nueces y los frijoles, además de los lácteos y sus derivados. Estos alimentos aportan calcio a nuestro cuerpo.

Las hortalizas como los champiñones y espárragos, el ajo o la alcachofa; frutas como la uva, el coco o el melocotón; carnes, aves de corral, pescado y huevos; tubérculos como la papa, camote y zanahoria; derivados de granos como tortillas, arroz integral y avena, son algunos de los alimentos ricos en fósforo.

Pescados como el salmón, atún y trucha, son excelentes fuentes de vitamina D, así como las nueces, el aceite de hígado de bacalao, las setas y el aguacate.

Las sardinas, el bacalao, el pollo, la gelatina, la lechuga, las espinacas y las cebollas son algunas fuentes ricas en flúor.

Si has escuchado la frase “el verde es vida”, no tengas duda alguna de que es verdad. La mayoría de los vegetales de hoja verde, cómo el brócoli, la col, las espinacas y las acelgas nos regalan la vitamina A.

Para seguir aportando más vitaminas y más fuerza a nuestros dientes debemos consumir alimentos ricos en vitamina B, como lo son, el pollo, la yema de huevo, carne de res, lentejas, frutos secos, plátano, granada y papaya.

No nos olvidemos de la vitamina C que aunque es muy conocida por ayudarnos a combatir las enfermedades respiratorias también es una excelente aliada para tener unos espléndidos dientes. Esta vitamina la encontramos en una variedad exquisita de frutas, como lo son: las fresas, el melón, el kiwi; en cítricos como, el limón, la naranja, la toronja, la mandarina y la lima. También al consumir jitomate, papa blanca, pimiento rojo y verde, estamos aportando esta vitamina a nuestro cuerpo.

Ahora que conoces esta gama de sabores y colores, podrás planear tu dieta de la manera más atinada para aprovechar al máximo cada bocado.

No olvides cepillar tus dientes después de cada alimento. Si quieres alejar a las molestas caries, disminuye tu ingesta de azúcares y aumenta el consumo de agua natural, ya que al mismo tiempo que te hidrata, ayuda a limpiar tus dientes después de los alimentos.

Por Paola Velázquez Molinero

Asistente en salud dental