¿Diabetes? Tu dentista es un gran aliado

Image

Control de los niveles de azúcar

Reconstrucción de piezas dañadas o perdidas

 

Nuestro cuerpo es una gran maquinaria que trabaja en conjunto con cada parte que lo compone. Lo que sucede en alguna de sus piezas puede repercutir en alguna otra.

Tal es el caso de algunas enfermedades como la diabetes.

Las personas diabéticas son tan susceptibles a presentar algún problema bucodental por su condición. Lamentablemente en la mayoría de los casos no se presta atención a la salud bucal. 

Las repercusiones de la diabetes en la boca de los pacientes, provoca incomodidad y baja autoestima, ya que por un lado se tiene que lidiar con la salud general, tratando de controlar los niveles de azúcar, las restricciones alimenticias y el cuidado de alguna lesión de alguna parte del cuerpo.

¿Y cómo es qué la salud bucodental se ve afectada por la diabetes?

Resulta que al tener una concentración alta de azúcar en la sangre, las probabilidades de que aparezcan caries son muy altas.

Recordemos qué, una caries no tratada puede provocar la perdida de algún o varios dientes.

Por eso es súper importante tener una rutina de higiene meticulosa, en la que se cepille detenidamente cada diente, por el frente y por detrás; también deben cepillarse cuidadosamente las mejillas y la lengua. Y por supuesto no se debe dejar de lado el uso de hilo dental.

Es fundamental que no se deje acumular placa dentobacteriana, ya que la presencia de esta contribuye a la aparición de otros problemas, como la gingivitis o periodontitis.

Hay que tener en cuenta que cuando se tiene alguna enfermedad, nuestro sistema inmunológico se concentra en auxiliar la parte de mayor afección e involuntariamente hay un ligero descuido en las demás áreas de nuestro cuerpo, es por eso que nosotros mismos debemos hacer equipo y ayudar desde afuera para que nos sintamos mejor.

La gingivitis puede aparecer en los diabéticos por la baja en las defensas, la concentración de azúcar y la aparición de caries. Ya que si nuestras encías están débiles es más probable que aparezca inflamación o irritación además de sangrado.

Si no se controla esa infección pronto podrá convertirse en periodontitis. En este punto, las bacterias además de atacar el tejido de las encías, también empiezan a atacar al hueso que sostiene a los dientes.

Y por lo tanto se empezarán a perder piezas dentarias. 

Otra complicación es que en las personas diabéticas, las heridas tienden en  demorar para sanar. 

Es por eso que se debe cuidar la aparición de aftas.

La resequedad de la boca también suele ser un problema, ya que la saliva actúa como un lubricante y limpiador de los dientes y lengua, quitando parte de las bacterias malas que se encuentran en la boca.

Los problemas antes mencionados pueden ser resueltos con la ayuda de tu dentista.

En Bukal tenemos la convicción de ayudar a mejorar la salud de nuestros pacientes. Contamos con tratamientos personalizados para cada paciente con diabetes, ya sea tipo uno o tipo dos.

Podemos ayudarte a conservar tus piezas dentales y también podemos ayudarte a recuperar las perdidas.

Si tú o algún familiar o amigo padece diabetes, nosotros podemos ayudar a cuidar su sonrisa, nunca es tarde para iniciar tratamiento.

Porque cuándo tú sonríes, nosotros sonreímos.

 

Paola Velázquez Molinero

Asistente en salud dental.

 


Regresar al Blog