¿Los problemas gastrointestinales pueden afectar nuestra salud bucal?

Image

Un síntoma característico de los problemas gástricos, es el reflujo.

 

Lamentablemente un número bastante significativo de la población padece de algún malestar gastrointestinal.

Los problemas gastrointestinales son causados por las bacterias y virus que se encuentran en el aire que respiramos, las superficies que tocamos,  en algunos alimentos que consumimos y también por estrés.

Algunas personas son más susceptibles que otras y no hay una edad específica en la que estos problemas pueden aparecer. Ya que tanto niños, jóvenes y adultos pueden llegar a presentarlos.

Un síntoma característico de los problemas gástricos, es el reflujo.

Se le llama reflujo gástrico a la acción en la que el contenido de nuestro estómago sale y sube por el esófago, causando malestar e irritación.

Naturalmente lo que sale del estómago es material ácido y altamente dañino para nuestro esófago. Es por eso que al menor síntoma o molestia se debe consultar al gastroenterólogo.

Y, ¿Qué tiene que ver esto con la salud bucal?

Sucede que en muchas personas, las molestias más incómodas por los problemas gastrointestinales se dan durante la noche mientras duermen.

Y al encontrarse recostados el reflujo puede llegar hasta la boca, provocando que se impregne en los dientes, principalmente en los molares.

Si esta situación se presenta constantemente, empezará a dañar el esmalte de los dientes, provocará desgaste y al estar más expuestos los molares, serán más susceptibles a presentar caries, sensibilidad y en una situación extrema,  perdida dentaria.

Es por eso que al mismo tiempo en que se está asistiendo con el gastroenterólogo, se debe acudir al dentista. Pues mientras uno protege tu estómago, el otro protegerá tu boca.

Por supuesto que todo lo anterior se puede prevenir. 

Se recomienda lavar constantemente las manos con agua y jabón.

No comer en la calle.

Pero si ya presentas algún síntoma que indique un problema gástrico, lo mejor es acudir inmediatamente con el especialista.

Los síntomas son: 

Diarrea, deshidratación, ardor estomacal, malestar en el esófago.

En la parte dental hay diferentes tratamientos para ayudarte a proteger tu boca.

Desde el uso de guardas dentales, aplicación de algún sellador dental o la reconstrucción de la pieza dañada.

Pero para saber cuál es mejor tratamiento, lo mejor es agendar una cita en Bukal, ya que nuestro equipo cuenta con la mejor preparación y está listo para resolver cualquier duda y presentarte la mejor opción para recuperar la salud de tu boca.

Porque cuando tú sonríes, nosotros sonreímos.

 

Paola Velázquez Molinero

Asistente en salud dental


Regresar al Blog