Blanqueamiento dental, remedios caseros.

¿Carbón activado, bicarbonato y limón?

Pastas dentales comerciales.

Una sonrisa de diez nos da mayor seguridad, mejor presentación y aceptación ante las personas que nos rodean. En el trabajo, la escuela y en nuestro círculo social.

Es por eso que hay un interés particular en tener una dentadura blanca y resplandeciente.

Por tal motivo las personas buscan obtener un resultado inmediato, fácil y barato.

Pero como bien dicen, lo barato sale caro.

En los supermercados nos ofrecen una variedad bastante amplia de productos que prometen darnos unos dientes “blancos”, desde pastas, enjuagues, tiritas reveladoras, lápices dentales.

Pero, ¿Realmente funcionan?

Lamentablemente  la mayoría de esos productos no funcionan. Lo único que sucede es que nos llenamos de cosas que al final solo representaron un gasto y no un beneficio.

Además de que al ser productos no recomendados por nuestro dentista y que solo compramos porque lo vimos en algún comercial o en algún anuncio, resulta que lejos de ayudarnos terminan dañando nuestros dientes.

Y qué pasa con los remedios caseros?

En los últimos tiempos y con la efervescencia de las redes sociales y los llamados influencers, han aparecido personas que dicen tener la solución para todos tus males.

Estas personas recomiendan el uso de carbón activado para blanquear diferentes partes del cuerpo incluyendo los dientes.

O también la combinación de bicarbonato con limón.  Y quizá puedas notar que al usarlos obtienes cierto resultado, pero son solo resultados efímeros.

Ya que al ser productos abrasivos lo que hacen es dañar el esmalte de tus dientes.

Y si el esmalte se estropea, los dientes van a empezar a tener problemas no solo de color, sino que también empezarán a verse afectadas otras partes. Como la dentina y las raíces.

Los problemas que se pueden desencadenar son: sensibilidad y dolor, aparecerán manchas que serán más difíciles de quitar, las bacterias podrán entrar más fácilmente al diente y encías.

Y si lo que buscabas era no gastar tanto dinero en un procedimiento de blanqueamiento guiado por tu dentista, terminarás pagando por otros inconvenientes que tomaran mayor relevancia.

Es por eso que la recomendación principal es que cuando se trata de la salud, lo mejor que puedes hacer es consultar en primer lugar a un especial en el tema.

Usar solo productos prescritos por el dentista.

Y en Bukal tenemos las mejores opciones para acompañarte en el proceso  para llegar a una sonrisa envidiable.

Nuestros expertos están cien por cierto capacitados e interesados en ofrecerte el mejor tratamiento.

Porque cuando tú sonríes, nosotros sonreímos.

 

Paola Velázquez Molinero

Asistente en salud dental.