¿Solo se presenta en los niños?

Los hábitos alimenticios influyen mucho en su aparición.

 

Todos hemos escuchado algo sobre las caries. ¿Qué si solo se presenta en los niños; qué es un gusanito que vive en el diente; qué se sana solo tapando el diente?, etc.

Pero sabemos realmente ¿qué son las caries?

No, no es un gusano que vive en el diente. No es un problema que se presenta solo en niños. El “tapar” el diente no es la única forma de tratar el problema.

Las caries se presentan por el daño que reciben los dientes, principalmente por los alimentos que ingerimos. Los azúcares son tan dañinos que provocan desgaste y daño sobre todo en los molares de hasta atrás de nuestra boca. Y justo por ser azúcares, se ha pensado qué solo los niños tienen este problema, ya que son los niños quienes “más consumen dulces”.

Pero es evidente que los adultos también sufren de este mal, ya que dentro de su dieta incluyen refrescos, jugos, bebidas alcohólicas, alimentos con algún grado de azúcar agregado.

El tabaco, aunque no contiene azúcar, si contiene una cantidad preocupante de sustancias que perjudican tanto nuestros dientes como la salud en general.

Sin embargo no solo los azúcares son los culpables de que se  presente este inconveniente.

Una higiene deficiente es otro foco rojo, pues el no dedicarle el tiempo suficiente provoca que la placa dentobacteriana se vaya acumulando y por ende los dientes presentan daño. Además de que en la mayoría de las personas que padecen este problema, los daños más severos se dan en los molares de la parte más profunda de la boca. Esto sucede porque al cepillarnos, nos enfocamos principalmente en los dientes frontales y descuidamos las demás zonas de nuestra boca. 

Otra causa es, la falta de salvación. Esto quiere decir que nuestra boca se reseca constantemente y los gérmenes se quedan adheridos en nuestros dientes. 

También puede pasar que si hay migración gingival, las bacterias entran con mayor facilidad en los cuellos de los dientes.

Si por alguna razón se colocó una corona sobre el diente natural y no se selló adecuadamente, lo más probable es que exista una filtración y la persona ni siquiera lo sabe, lamentablemente se dará cuenta cuando empiece a sentir dolor. 

Si quieres evitar cualquiera de los problemas anteriores, lo mejor es acudir a citas de revisión con regularidad.

Al iniciar el tratamiento para revertir el daño provocando por las caries, es fundamental revisar detenidamente si está solo en la zona superficial. Si es así, puede existir la probabilidad de que se limpie la zona y se ponga una resina muy pequeña. 

O talvez un sellador dental sea suficiente. Con el sellador se encapsula la caries y eso significa que no va a seguir avanzando, pero seguirá ahí sin hacer daño.

Cuando una caries es más profunda y grande, después de limpiar la zona, se recomienda poner una incrustación, que es una pieza de laboratorio y que cubrirá perfectamente la zona tratada.

Para  saber qué tan profunda está la caries, es necesario tomar una radiografía.

Y cabe mencionar que lamentable las caries también son motivo de perdida dental. Esto sucede cuando es demasiado profunda y ha dañado la raíz y el nervio del diente.

Por eso en bukal estamos muy comprometidos en evaluar puntualmente a nuestros pacientes. Tenemos al mejor equipo para ayudarte a recuperar tu salud bucal. Porque cuando tú sonríes, nosotros sonreímos.

 

Paola Velázquez Molinero

Asistente en salud dental.